Search
Close this search box.

África Poveda, 7 marzo

Balenciaga homenajea a Ucrania en su último desfile

Camisetas con la bandera ucraniana, una carta que habla de heridas pasadas y presentes, la nieve como escenario…Demna Gvasalia, director creativo de la casa, ha traslado el viaje de los refugiados a la alta costura.

Balenciaga 360º Show Winter Collection

Los desfiles de Balenciaga se han convertido en unos de los shows más esperados de cada semana de la moda. Siempre tiene ese factor sorpresa bajo la manga y en esta ocasión lo ha vuelto a demostrar. La firma no ha podido quedarse al margen de la guerra entre Rusia y Ucrania y ha aprovechado su participación en la Paris Fashion Week para homenajear y apoyar a los afectados. No solo ha borrado todas las imágenes de su cuenta de Instagram para dejar la bandera azul y amarilla: también ha recaudado fondos y ha alzado la voz de una situación dolorosa que viven miles de personas en estos momentos y que remueve el pasado de su director creativo, Demna Gvasalia. Georgiano de nacimiento, él ha experimentado en su propia piel lo que significa ser refugiado al huir de su país en otra guerra con Rusia.

Balenciaga Fall 22 Ready-to-wear / Vogue Runaway

Este domingo ha expresado todos estos sentimientos a través de su última colección en una puesta en escena espectacular en Le Bourget, Seine-Saint Denis, al norte de la ciudad. Los invitados han acudido a un espacio circular que simulaba una fuerte nevada que caía sobre los modelos representando el largo camino que los refugiados hacen al dejar a su país atrás. Cada paso se acompañaba de una banda sonora de piano y de un retumbar electrónico que imitaba a los bombardeos de la guerra. Vestían trajes oscuros -algún rojo, blanco o rosa en menor medida- y, en su mayoría, prendas amplias combinadas con mochilas que parecían bolsas de basura, haciendo alusión al más improvisado equipaje

Balenciaga Fall 22 Ready-to-wear / Vogue Runaway

Balenciaga Fall 22 Ready-to-wear / Vogue Runaway

Balenciaga Fall 22 Ready-to-wear / Vogue Runaway

Si ya de por sí era oscuro el espectáculo, el negro predominaba en cada una de las prendas. Balenciaga ha demostrado su apego a las subculturas de los años 90 y 2000 ofreciendo siluetas deportivas y tecnológicas. Su futuro se refleja en piezas como los tops de cuello alto o sudaderas con capucha desestructuradas. Pero los códigos tradicionales de la firma también se reinventan: algunos hombres vestían bustiers y botas altas de tacón con blazers. 

Balenciaga Fall 22 Ready-to-wear / Vogue Runaway

Balenciaga Fall 22 Ready-to-wear / Vogue Runaway

A esta experiencia no dudaron acudir figuras tan imprescindibles como Kim Kardashian, imagen de la última campaña de Balenciaga, que asistió con un peculiar atuendo hecho de cinta de embalar amarilla con las letras de la casa. Kim pudo observar el desfile junto con el resto de invitados desde unas sillas revestidas de camisetas con los colores de la bandera de Ucrania. El tributo siguió con la lectura por parte de Demna de un poema en ucraniano de 1917 y culminó con un cierre protagonizado por un modelo masculino vestido con el amarillo de la bandera ucraniana y una modelo femenina portando un vestido bañado en un azul intenso y frío.

Alexa Demie en el desfile de Balenciaga / @alexademie

Kim Kardashian en el desfile de Balenciaga / @kimkardashian

Demna llegó a barajar la posibilidad de finalmente cancelar la presentación de esta colección calificándola de “absurda” en unas circunstancias como estas. Algo que terminó descartando como muestra de respecto hacia el trabajo de sus colaboradores. El diseñador ha decidido aprovechar la oportunidad para impulsar acciones decisivas de apoyo para los afectados por la guerra. Una población hacia la que se siente especialmente unido, desde su misma posición como refugiado. “La guerra en Ucrania ha despertado el dolor y el trauma que tenía en mí desde 1993, cuando sucedió lo mismo en mi tierra natal y me convertí en refugiado para siempre”, escribió Denma en una carta abierta. “Para siempre, porque eso es algo que se queda contigo. El miedo, la desesperación, el darte cuenta de que nadie te quiere. Pero también me di cuenta de lo que verdaderamente importa en la vida, como la vida misma, el amor humano y la compasión”.